domingo, 25 de junio de 2017

Agáchate con Bück Dich: pala de spanking y dildo


Ser spanker o spankee, esa es la cuestión. Vamos a ver, ¿te gusta azotar o que te azoten? Si no lo tienes claro, deberías probar ambas cosas. Y si el spanking no es lo tuyo… ¿por qué no le das una oportunidad? A pesar de lo excitante y morbosa que puede resultar esta práctica, tiene numerosos beneficios para el cuerpo. Citaré una vez más a Valérie Tasso hablando sobre esta práctica a propósito de las Tigresas Blancas:
… ES MUY SANO Y PERMITE QUE LA PIEL DE LOS GLÚTEOS NO PIERDA SU FIRMEZA (¡PUEDO CORROBORAR ESTO YA QUE HABLO CON CONOCIMIENTO DE CAUSA!), E IMPIDE QUE SE VAYA ACUMULANDO GRASA EN ESA ZONA TAN DELICADA PARA LAS MUJERES.
Pues eso, croquetas mías, que igual estaría bien probarlo. Eso sí, antes de ponerte a dar azotes asegúrate de haberlo hablado antes con tu pareja. Puedes empezar con caricias suaves para ir aumentando la intensidad poco a poco, o ayudarte de artilugios específicos para el spanking, como por ejemplo Bück Dich.

Lee la reseña completa AQUÍ.

domingo, 18 de junio de 2017

Review: Satisfyer Pro 2 de Satisfyer

¿Un succionador? ¿Eso cómo funciona? ¿Y va a hacer que llegue al orgasmo? ¿Cómo se usa? ¿Cómo funciona? Recuerdo perfectamente formularme todas estas preguntas la primera vez que supe de la existencia de un juguete como este. No se puede negar que se trata de un producto novedoso, que se aleja de los clásicos dildos o vibradores. Satisfyer Pro 2 presenta un concepto diferente: la estimulación por ondas de presión. 

Funcionamiento

Debo reconocer que, al principio, dudaba bastante de la eficacia de este juguete. No conseguía entender cómo un succionador podía llegar a estimular, y si te soy sincera sigo sin tenerlo muy claro. Mira que he investigado, pero no consigo dar con la tecnología de Satisfyer Pro 2, es secreta como la receta de la Coca-Cola.


El caso es que succiona despacito y sin demasiada fuerza, pero la suficiente como para estimular el clítoris a través de sus 11 intensidades diferentes que van aumentando gradualmente. Si bien yo no me considero de clítoris sensible, lo cierto es que no he pasado de la segunda o de la tercera, así que es demasiado potente. Las siguientes intensidades me parecen demasiado fuertes y más que estimular me molestan. A medida que se van volviendo más fuertes aumenta también el ruido, una de las grandes desventajas que le he encontrado al juguete. Es un tanto ruidoso en comparación con otros productos eróticos (no he sido capaz de encontrar el modo susurro que prometen las instrucciones). 


Para usarlo es necesario separar los labios de la vulva y apoyarlo levemente sobre el clítoris, sin pegarlo demasiado porque funciona con tecnología contactless

Diseño

El diseño del juguete me ha parecido original, y el color precioso. Quizá el material se me ha hecho muy duro a la hora de agarrarlo, supongo que porque estoy acostumbrada a juguetes con mangos más ergonómicos y de materiales más blandos. Aun así es fácil de manejar y tiene el tamaño perfecto.


Una de sus ventajas es el cabezal, que se puede poner y quitar, lo cual es ideal para lavarlo. Además, me consta que hay un kit de cabezales con diferentes tamaños para ir alternando, una opción muy interesante si Satisfyer Pro 2 se convierte en tu favorito.

Interfaz

La interfaz es simple y sencilla: solo tiene dos botones. El más pequeño se usa para encender (basta con pulsarlo un par de segundos hasta que se encienda la lucecita) y el más grande para ir subiendo la intensidad. Algo que no me convence tanto es que para reducir la intensidad hay que pasar primero por todas hasta llegar de nuevo a la que nos interesa.


Carga e impermeabilidad

Además, frente a otros modelos más antiguos de Satisfyer, este funciona con batería gracias a un cargador magnético, parecido a los de los juguetes Fun Factory. Así, el juguete está del todo cerrado y se puede utilizar en la ducha o en la bañera.


Si te haces con él te recomiendo que lo pruebes en el agua, la sensación será muy agradable. A mí me gusta utilizar agua fría para crear un poco de contraste con la temperatura corporal. Eso sí, asegúrate de limpiarlo bien después de usarlo para que no quede nada de agua. 

Mi experiencia 

La primera vez que utilicé Satisfyer Pro 2 no logré llegar al orgasmo. Sentía placer a través de las succiones, pero imagino que no lo había colocado en el lugar apropiado, era muy frustrante. Al final, acabé utilizando mi Lily 2 para terminar la faena y aliviarme, a pesar de que me sentía un poco decepcionada con este juguete del que había oído hablar tanto.


Más adelante volví a intentarlo, esa vez con más paciencia y... ¡genial! Me costó un poco encontrar el punto exacto donde colocarlo, pero enseguida empecé a disfrutar de la estimulación y sí que llegué al orgasmo. Fue más intenso, diferente y prometedor. Desde entonces, cada vez que uso Satisfyer Pro 2 me gusta más y ya no me imagino mi vida sin él

Combinaciones explosivas

Gracias a uno de los mejores consejos que me han dado últimamente descubrí una combinación explosiva: Satisfyer Pro 2 y Valkiria de Nuei.


Valkiria es un intensificador del orgasmo que sensibiliza el clítoris y lo deja mucho más receptivo a cualquier roce. Junto a Satisfyer el contacto es menor y las sensaciones muy intensas. ¡Me ha gustado tanto la mezcla que en la mayoría de los casos suelo usarlos juntos en vez de separados!

En pocas palabras... 

Creo que todas deberíamos probarlo al menos una vez en la vida Satisfyer Pro 2, porque la sensación es diferente a las vibraciones a las que podemos estar acostumbradas y es superplacentero. Es un producto con una excelente relación calidad precio que promete muchos orgasmos, a mí me ha cautivado del todo. Además, me ha parecido el juguete que más se acerca al buen sexo oral... 




Hazte con tu Satisfyer Pro 2 AQUÍ

domingo, 11 de junio de 2017

¿Primera vez con un arnés? Necesitarás a Oben


Fantasías hay de todos los tipos, y yo os conté la mía hace un tiempo. Lo mejor es que se cumplió y dejó de ser solo una fantasía para convertirse en una de mis prácticas favoritas de todos los tiempos. ¿No sabes de qué hablo? No podía ser otra cosa que del sexo con arnés. 

Creo que es imprescindible, que toda croqueta debería probarlo, como mínimo, una vez en la vida. Luego vienes y me cuentas qué tal. A mí me encanta porque tiene muchísimas posibilidades (si andas falta de creatividad solo necesitas inspirarte en el kamasutra hetero), pero, sobre todo, porque mi amante tiene las manos y la boca libres para hacer todo lo que se le ocurra.

Lee la reseña completa AQUÍ.

domingo, 28 de mayo de 2017

El juguete erótico definitivo para lesbianas: We vibe Sync

Lo he encontrado. Después de tres años de incansable búsqueda, he encontrado el juguete perfecto para lesbianas: We vibe Sync. Hace tiempo que perseguía a la marca porque se ha puesto muy de moda en los últimos años y tenía varias cosas que me llamaban la atención. El Sync es la versión más reciente y avanzada de We vibe y tiene varias mejoras con respecto a sus antecesores. Ahora os cuento mejor…


Como se puede ver en la imagen, el juguete es una pinza y tiene dos motores, uno interno y uno externo. Nació de la necesidad de estimulación externa por parte de las mujeres, ya que muchas de nosotras no tenemos suficiente solo con la penetración. Fue diseñado para parejas heterosexuales, así aseguraba el orgasmo a las mujeres mientras él estaba dale que te pego. Ahora bien, parece que lo hayan diseñado para mí, queridas croquetillas.

Lee la reseña completa AQUÍ